dissabte, d’octubre 16, 2021

Traslado de la Virgen de los Dolores y acto de religiosidad popular de la JOHC



La tarde del sábado la ocupó la visita a las casas hermandades e iglesias de la ciudad.  Un ejemplo para conocer el legado, la historia y el patrimonio rico y vivo de Valladolid. 

Con posterioridad se realizó el acto de religiosidad popular en la Plaza Mayor de Valladolid.  Contó con la participación de la Virgen de los Dolores de la Cofradía de la Santa Vera Cruz. Una talla de Gregorio Fernández de 1623. 

Con ese motivo previamente hubo el traslado procesional que contó con Pureza de Valladolid como banda de Cruz de Guía  así como la banda de la Escuela Municipal de Música. Y como no, contó con pendones, banderas  y estandartes de las cofradías y hermandades de la ciudad que formaron el séquito. 

También contó con la expectación de jóvenes y congresistas de otras zonas zonas de la península que no han vivido un acto de manifestación pública de fe, una procesión en el espacio público ni en la calle.  

También se sintió el gran arropo de los vecinos y cofrades de la ciudad orgullosos de ver en la calle un acto de religiosidad compartido y poder ofrecer como es un trocito de la Semana Santa castellana.

Unos vecinos que en muchas ocasiones explicaban a los asistentes qué no han podido ver, detallando algunos ejemplos e invitándolos a revivir la Pasión en 2022. 

Lamentablemente el acto tuvo que agilizarse por la amenaza de llovizna en la ciudad y no se pudo disfrutar en su totalidad. Aún así, fue una maravilla para el público asistente y ver entrar a la Virgen de los Dolores en su casa. 

Más información: